Saltar al contenido

Remitente y destinatario, todo lo que debes saber

26/09/2021

El remitente y el destinatario son las personas que envían y reciben las cartas respectivamente, en este artículo te enseñaremos las diferencias que existen entre ellos y cómo se colocan los datos de cada uno en las cartas.

Remitente y destinatario

Remitente y destinatario

El remitente es la persona, entidad o empresa que se encarga de enviar una carta por medio de un correo postal o correo electrónico, también puede ser remitente de un paquete o un mensaje entre otras cosas.

Por otra parte, el destinatario es la persona, entidad o empresa que recibe lo que envía el remitente. En otras palabras, a nivel comunicacional el remitente es el emisor del mensaje y el destinatario es el receptor.

Diferencias entre remitente y destinatario (H2)

Como ya se indicó en el apartado anterior, el remitente es la persona que envía algo a otra persona o entidad, mientras que el destinatario no es más que la persona o entidad que recibe lo que envía el remitente. En cuanto a la identificación, el remitente puede ser anónimo o no, en cambio el destinatario siempre debe identificarse.

La ubicación dentro de un sobre de correo el remitente debe estar escrito en la solaba, es decir, al reverso del sobre o sobre la esquina superior izquierda del anverso. La información del destinatario debe estar en el anverso, específicamente en la esquina inferior derecha o en el centro.

Dentro de la ubicación en un correo electrónico, la dirección del correo electrónico del remitente se coloca en el espacio donde está escrito “De:”, mientras en el destinatario se coloca en el espacio “Para:”.

El Remitente

Es la persona o entidad que envía algo a un destinatario. El remitente no siempre puede ser una persona física, sino que también puede ser una empresa, organización, servicio o alguna institución oficial que desee enviar tanto un documento, carta, paquete, correo electrónico, etc.

La palabra remitente tiene su génesis del latín remittentis, proveniente también del participio activo del verbo remittere, compuesto por el prefijo re-, con el significado “de nuevo”, “otra vez”, “hacia atrás”; mientras que mittere significa “enviar”, el sufijo –nte indica que alguien realiza la acción.

Normalmente, el remitente se identifica dentro de un sobre físico o en algún paquete, también en el encabezado de un correo electrónico, pero esto no es una regla estricta porque el remitente puede ser anónimo.

Dentro de un correo electrónico, el remitente puede aparecer en la zona identificada como “De:” o “From:” en inglés. Puede ser que depende del tipo de correo, el remitente firma o hace su presentación al final del correo. Según sea el caso, puede identificarse en el cuerpo del correo electrónico como en una carta.

Si el remitente no se colocará como anónimo es importante que se coloquen los datos principales del mismo como nombre y apellido y número de contacto, debido a que lo que se quiere enviar puede no entregarse directamente al destinatario y por ello deba ser devuelto al remitente.

Sin embargo, identificarlo no es obligatorio y va a depender del tipo de mensaje que se desee enviar, pero su identificación es simplemente una formalidad que ayuda a que el destinatario sepa quién ha realizado el envío.

Los datos que normalmente se colocan sobre el que envía el sobre o paquete son los siguientes:

  • Nombre y apellidos
  • Dirección completa
  • Código postal de donde envía lo deseado
  • Región, provincia o estado
  • País

El destinatario

Dentro de un acto comunicativo el destinatario es simplemente quien recibe un mensaje. Si hablamos de un envío de un documento, correo o paquete, es la persona o entidad que lo recibe.

La palabra destinatario proviene del latín destinare compuesta por el prefijo de-, con significado “de arriba hacia abajo”; -stinare, cuyo significado es “estar firme” o “estar fijo”; también está compuesto por el sufijo –ario con significado “lugar” o “pertenencia”. Así la palabra destinatario etimológicamente indica el movimiento que se tiene hacia un lugar específico donde se recibe algo.

El destinatario se diferencia del remitente cuando se trata de enviar una carta, documento o paquete físico, siempre debe estar identificado nunca puede ser anónimo.

Dentro de un correo electrónico, esta persona o entidad se coloca en la zona destinada como “Para:” o “To:” en inglés. Al igual que el remitente, el destinatario puede ser explícito dentro del cuerpo del correo electrónico.

Los datos se colocan en el anverso o cara frontal del sobre, generalmente ubicado en la esquina inferior derecha o en el centro del sobre. Pero, la disposición puede variar según el formato que tenga la carta y el tipo de envío.

Tratamiento al destinatario

Esto va a depender de la relación que exista entre éste y el remitente, también según el tipo de correo o documento que fue enviado y la razón que tenga el contacto.

Si el correo que se envía es para una persona o empresa de confianza, el título de cortesía debe tener el primer nombre de esa persona o un pequeño título como “Sr. Sra. Srta” es totalmente suficiente. Si se trata de un correo formal y no se conoce el destinatario, es mejor tratarlo de la misma manera.